Preguntas y selecciones

Esos perfumes geniales que siguen haciéndonos soñar...

27 septiembre 2013

Perfumes legendarios, best-sellers, grandes clásicos, a veces magdalenas de Proust para algunos… son otras tantas maneras de evocar esas fragancias míticas que han marcado su época. Osmoz se interesa por las circunstancias que hicieron que esos perfumes se transformaran en éxitos ineludibles.

 

Chanel N°5: ¿un sabor de eternidad?

Icono de lujo en el mundo entero, Marilyn Monroe le confirió su glamour en los años 50 y fue objeto de una exposición en el Palais de Tokyo en París, en el pasado mes de mayo: es el N°5,  que sigue seduciendo, puesto que se mantiene a la cabeza en el ranking de ventas casi un siglo después de su creación (1919). Si este “perfume de mujer” debe su éxito a la calidad de las esencias florales que lo componen (Rosa de mayo, Jazmín de Grasse), se debe también a la sobredosis de aldehídos, toda una innovación en su época, dando como resultado un perfume empolvado de una modernidad fascinante. Arpège de Lanvin, White Linen de Estée Lauder, Calèche de Hermès o First de Van Cleef & Arpels son sus dignos descendientes ….

 

Shalimar de Guerlain:  una oda al amor tan hechizante como siempre

Fue el perfume que concibió Jacques Guerlain en 1925 en homenaje al amor loco de un emperador mogol por su difunta esposa, leyenda cuyo espíritu aparece actualmente en las pantallas con la nueva película que la pone en escena. La magia de Shalimar se debe a la sobredosis de bergamota sobre un lecho de vainilla, de notas empolvadas y ligeramente animales, adictivas y sensuales. Se trata de la etilvanillina, una nueva molécula que confirió potencia y redondez a esta composición, parecida a su antecesoraJicky. Shalimar creó la familia de los orientales y su sensualidad hacen de él, aún hoy, un perfume de seducción intemporal.

Eau sauvage de Dior: la sencillez, una receta que no cansa.

Retomando el estilo clásico y hespéride de la colonia, Edmond Roudnitska le añadió una pizca de virilidad con notas aromáticas (albahaca, romero, lavanda…) Pero fue también el uso por primera vez de la hediona, una molécula sintética procedente del jazmín, lo que le confirió su modernidad a  Eau Sauvage. Aporta una frescura y una estela aérea innovadora a esta “colonia”, y hoy en día es muy usada en perfumería. En cuanto a Eau Sauvage, su éxito es tan grande, que hasta algunas mujeres la han adoptado.

 

Opium: y Dios creó el marketing.

Durante los “Treinta años gloriosos” en Francia se asiste a la apertura del mercado estadounidense en materia de perfumes, particularmente con Youth Dew, de Estée Lauder. Veinte años más tarde, Yves Saint-Laurent se inspira en ese éxito para lanzar un perfume que sea oriental como Shalimar, pero tan tenaz y potente como Youth Dew, para que dure toda una noche de fiesta. Para ello, el perfume de nombre provocador y de frasco barroco se lanzará durante una fiesta mundana en 1978.  Una coherencia nueva que va a trastornar los códigos de la perfumería: ya no se tratará de crear un “perfume” sino de crear un concepto.  Como Youth Dew, Opium pertenece al linaje de los orientales especiados (clavo de olor, canela) donde domina el pachulí, pero refrescado con notas frutales (melocotón, ciruela) y con un corazón floral (ylang-ylang). Le seguirán los pasos otras creaciones como Coco de Chanel por ejemplo.

 

Angel de Thierry Mugler: siempre imitado, jamás igualado

A la cabeza del ranking de ventas desde hace veinte años, este perfume es casi un paradigma actualmente. Criticado cuando salió por su lado alimenticio, se lanzó sin ninguna publicidad, únicamente por el boca a boca de clientes del diseñador, antes de convertirse en el éxito que sabemos. Su originalidad en aquella época radicó en la introducción del etilmaltol, una molécula con olor a praliné y a caramelo, asociada con una fuerte dosis de pachulí y con una faceta frutal: una receta que no tardaría en invadir toda la perfumería. Una tendencia que sigue sin desmentirse si nos atenemos al mercado actual, aunque algunos descendientes logran seguir adelante como es el caso de  Lolita Lempicka o de Coco Mademoiselle de Chanel.

Sophie Normand

Sophie Normand

Descubre su retrato

Desde que era joven, me apasiona el mundo del perfume. Sin embargo, me embarqué en Derecho y después en Periodismo. Cuando trabajaba como redactora, me vino la idea de crear, hace poco más de 3 años, un blog relacionado con el perfume. Al mismo tiempo, comparto mi pasión a través de otros...

  • 10 noviembre 2013

    Chacun des parfums de la sélection a marqué l'Histoire de la parfumerie. Le N°5 de Chanel reste tout de même emblématique et est une référence.

    Reportar abuso
  • 06 noviembre 2013

    gracias por su bienvenida

    Reportar abuso
  • 06 noviembre 2013

    en años anteriores era enamorada del perfume ming opium, los aromas muy dulces son mis preferidos, pero a los que no puedo dejar de usar a diario ea base de mirra maria.arje

    Reportar abuso
  • 21 octubre 2013

    Deja veces quisiera uno ambiar de perfumes pero los perfumes e antaño te cautivan tanto que es imposible sacarlos y guardarlos , pero tambien es bueno probar todos los nuevos perfumes que salen ya que a veces hay algunos que te vulven a enamorar con romas nuevos e inspirciones que dices me encanta

    Reportar abuso
¿ Quieres leer más comentarios ? Ver más
    ¿ Quieres leer más comentarios ? Ver más